El voluntariado ambiental de la Devesa tramita más de 200 avisos durante el mes de julio

El voluntariado ambiental de Cruz Roja que está trabajando por segundo año consecutivo en la Devesa del Parque Natural de la Albufera para informar y colaborar en la prevención de incendios, ha tramitado durante el pasado mes de julio un total de 231 avisos. El 60 % de las alertas las ha resuelto el propio voluntariado, que velará por la protección del paraje hasta el próximo 17 de septiembre, como fruto del proyecto medioambiental entre el Ayuntamiento de València y Cruz Roja para la protección del entorno, de gran valor biológico, científico, paisajístico y pedagógico.

Del total de avisos, 11 han sido de carácter urgente y necesitaron intervención inmediata, coordinada siempre con el Servicio Devesa-Albufera del Ayuntamiento y los guardas forestales. Se ha tratado de problemas sanitarios propios o de personas en el entorno, cierres y cadenas o hamacas colgadas. Por lo que respecta a la mayoría de incidencias se centran en la presencia de caravanas, animales domésticos y defectos en carteles, señales y pasarelas de acceso.

El Parque Natural de la Albufera de València presenta una gran afluencia de visitantes durante todo el año, pero especialmente en los meses de verano. Este hecho influye en el número de avisos registrados por el voluntariado ambiental en julio, ya que la mayoría se concentra en la zona del antiguo polideportivo del Saler hasta la urbanización de la Casbah, debido a la gran presencia de visitantes en esas zonas. La labor del voluntariado también consiste en la recogida de encuestas a las personas usuarias del entorno, recogiendo así sugerencias para los aseos públicos, los servicios de limpieza o la regulación del tráfico.

“La labor del voluntariado ambiental es magnífica y muy útil para el gran objetivo de preservar en óptimas condiciones el bosque de la Devesa. Quiero agradecerles su esfuerzo por proteger un entorno tan importante para todos los valencianos y las valencianas”, ha afirmado el concejal de Conservación de Áreas Naturales y Devesa-Albufera, Sergi Campillo, que ha mostrado su satisfacción por la ausencia de problemas graves en lo que llevamos de verano y ha destacado la importancia de la colaboración tanto de los vecinos y las vecinas de la ciudad como de las personas que nos visitan para lograr el objetivo común de conservar un espacio de tan gran valor ecológico.

Este proyecto con Cruz Roja se inició en julio por segundo año consecutivo para contribuir en el mantenimiento y defensa de uno de los Parques Naturales periurbanos más importantes de Europa. El objetivo es implicar a la sociedad valenciana en la preservación del medioambiente, potenciar el voluntariado socio-ambiental y profundizar en el conocimiento de la biodiversidad del parque, colaborando con los trabajos de investigación.

Durante el mes de julio han participado un total de 147 voluntarios y voluntarias de Cruz Roja, fundamentalmente de la ciudad de València, pero también procedentes de diversas asambleas locales de la provincia. Su misión es detectar negligencias o incidencias en la zona, disuadir a las personas visitantes de comportamientos o acciones adversas para la flora o fauna, controlar los accesos a zonas restringidas y revisar vallados y accesos.

Las salidas del voluntariado tienen lugar cada sábado y domingo en turnos de mañana y tarde. Cruz Roja ha puesto en marcha un protocolo de incorporación de voluntarios y voluntarias por el que participan en un turno o varios, según disponibilidad. Se trata de una forma ágil de ofrecer participación a la ciudadanía valenciana e implicarla en esta labor medioambiental. Para ello, hasta el próximo martes 8 de agosto se podrán inscribir mediante el correo maopval@cruzroja.es o el teléfono 677 440 094.

 

 

Arxivat en: 2017, Ajuntament, Albufera, Devesa el Saler, Sergi Campillo+

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *