La recogida selectiva de materia orgánica se ampliará a nuevos barrios en los próximos meses

En los próximos meses se extenderá a otros barrios de la ciudad la recogida selectiva de materia orgánica, después de la experiencia “positiva” de Benimaclet,  Sant Marcel·lí y los centros hospitalarios, ha anunciado el alcalde de València, Joan Ribó, en el Debate sobre el Estado de la Ciudad. También ha informado de que está previsto habilitar cinco nuevos parques de juego y socialización para perros que se sumarán a los 16 ya existentes, y de los contactos iniciados con otros municipios del área metropolitana para la construcción de unas instalaciones comunes de acogida de animales. Igualmente se ha referido a las 3.334 denuncias a establecimientos relacionadas con el botellón, a la vez que ha recordado el plan de choque de limpieza puesto en marcha, con un aumento presupuestario del 14’5% este año.

En un apartado “que tanto preocupa e importa a los vecinos y vecinas como es el de la limpieza”, Joan Ribó ha destacado que este año se ha aumentado el presupuesto de limpieza en un 14’5%  en relación a 2016, ejercicio en el que ya hubo un importante incremento respecto a las partidas que dedicaba el anterior gobierno municipal.

Ribó ha recodado que nada más llegar, el Govern de la Nau elaboró un plan de choque para mejorar la limpieza en la ciudad con sucesivos incrementos presupuestarios  que “han permitido aumentar el barrido manual y mecánico, el baldeo con agua a presión  y el lavado de contenedores en todos los barrios de València tanto en días laborables  como festivos”. Igualmente se ha referido a las campañas de concienciación, “gracias a las cuales hemos conocido a la ‘València Neta’ que nos acompañará a partir de ahora”. Ribó ha preguntado si “alguien recordaba desde cuando no se hacía una campaña de concienciación y civismo  para mantener más limpia la ciudad”.

Ha hecho mención también en este apartado a la recogida selectiva de materia orgánica en barrios como Benimaclet y Sant Marcel·lí, o en los centros hospitalarios, a la producción de compost de calidad con estos residuos o al convenio firmado con Mercavalencia para recoger la paja del arroz de los campos del término municipal. “Somos un gobierno que cree en la sostenibilidad y en la ecología, porque de ello depende el futuro de nuestros hijos  y nuestro nietos”.

 MÁS ADOPCIONES Y MENOS ABANDONOS

El alcalde de València ha afirmado en su intervención que “se han creado 16 parques de juego y socialización para perros que abarcan las necesidades de muchos barrios de la ciudad, y está previsto habilitar 5 más”. Ribó ha señalado  que “los animales aportan vida a las personas e incluso en muchos casos les ayudan terapéuticamente”. “Creemos en la importancia de nuestros animales, en su dignidad como seres vivos, y en la necesidad de mejorar las zonas dedicadas a ellos”.

En esta parte de su intervención, Joan Ribó se ha referido a la adaptación de una playa para perros en Pinedo, a las campañas de concienciación que han contribuido a que se haya duplicado el número de adopciones  y se haya reducido en un 10% el número de abandonos de animales domésticos, a la implementación del Plan Colonial Felino y a las inversión de más de 100.000 euros para mejorar los centros de animales de Benimàmet y el de acogida de Avifauna de Natzaret.

Igualmente ha anunciado el inicio de contactos con distintos municipios del área metropolitana “para estudiar la construcción de unas instalaciones  nuevas de carácter metropolitano, desde la apuesta por una atención profesionalizada”.

PLAN DE CONVIVENCIA DE TERRAZAS

Ha destacado el alcalde de València en su intervención  el impulso del  Govern de la Nau  en el Plan de Convivencia de Terrazas de hostelería que proliferan por la ciudad. Esta iniciativa se ha llevado a cabo en colaboración con la Federación  de Asociaciones de Vecinos y la Federación Valenciana de Hostelería. “No puede ser que haya lugares por donde no pueda pasar la gente porque  están ocupados por negocios privados”, ha dicho Ribó antes de referirse a otras iniciativas complementarias a ese Plan de Convivencia, como la apertura de 3.300 expedientes como paso previo para hacer la adaptación a la nueva ordenanza, con una política de sanciones a quienes reiteradamente incumplen las normas. “En los últimos meses  se han tramitado 350 sanciones a terrazas que excedían el espacio o el horario asignado por el Ayuntamiento”.

Dentro de la labor diaria y cotidiana del Govern de la Nau para mantener las normas de convivencia en la ciudad, el alcalde ha destacado el trabajo realizado por abordar el problema del botellón. “La Policía Local ha realizado 4.900 identificaciones a personas que bebían en la calle, se han intervenido 14.700 botellas de bebidas alcohólicas, se han levantado  526 actas por consumo en la vía pública, se han interpuesto 217 denuncias por  ruido y molestias a los vecinos  y 3.334 denuncias a establecimientos por este mismo motivo”.

“Pero este fenómeno, tan nocivo para la juventud, no solamente se combate policialmente. Las políticas de juventud y culturales  que llevamos a cabo  tratan de ofrecer alternativas de ocio, y las políticas vinculadas al ámbito de la sanidad, son el referente de concienciación de problemas sociales como las adicciones”

Arxivat en: 2017, Ajuntament, Debate estado Ciudad, Joan Ribó, Reciclaje

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *