Movilidad Sostenible mejora el desplazamiento para peatones entre los barrios de Sant Josep i Ciutat Jardí

Un nuevo paso de peatones en la calle Ramon Llull, entre las calles Leandro de Saralegui y Escultor Alfons Gabino, legaliza un itinerario peatonal que los vecinos y las vecinas realizaban sin contar con un paso habilitado. Ramon Llull, que marca la frontera entre los barrios de Sant Josep y Ciutat Jardí, «suponía un límite aún mayor por la jerarquía en el uso del espacio público que hasta ahora se había dado al tráfico motorizado por encima de la movilidad peatonal», ha expresado el concejal de Movilidad Sostenible, Giuseppe Grezzi.

En este tramo había hasta ahora una ausencia de paso de peatones por el paso natural que los vecinos y las vecinas de estos barrios realizan caminando para moverse de un barrio a otro. «La Concejalía de Movilidad Sostenible ha puesto punto y final a esta anomalía», ha dicho Grezzi, mediante la instalación de un nuevo paso de peatones que une las calles Leandro de Saralegui con Escultor Alfonso Gabino, ampliando la mediana y modificando la orientación y ubicación de algunos semáforos de acuerdo con la nueva ordenación.

Esta conexión facilita la movilidad de peatones entre la plaza de Xúquer y la plaza de Honduras, zonas que suelen estar muy transitadas por la multitud de locales de restauración y ocio, pero también por la cantidad de comercios y servicios que hay en la zona. Además, se trata de un área con mucho movimiento hacia las universidades, tanto hacia la Universitat de València como hacia la Universitat Politècnica de València.

«Una vez hecho parece obvio que ese paso de peatones es lo natural, pero lo cierto es que hasta ahora se obligaba a las personas a dar un gran rodeo andando para que los coches apenas se detuvieran. Es el mundo al revés, sí, pero aún hoy algunas voces, cada vez más aisladas afortunadamente, se oponen a estas mejoras para todos que estamos haciendo», ha subrayado el concejal de Movilidad Sostenible, Giuseppe Grezzi, que enmarca esta actuación en el trabajo que está efectuando el Govern de la Nau para «poner a los peatones y su seguridad por delante de todo».

En ese sentido, esta concejalía ya realizó medidas de reordenación en esta zona en el mes de enero con la recuperación del espacio para los peatones en la plaza de Xúquer, el cambio de estacionamiento de batería a cordón y el corte de los itinerarios oportunistas mediante el cambio de sentido de algunos tramos de calle. A todo esto ahora se suma el nuevo paso de peatones y también el cambio de sentido de la calle Leandro de Saralegui de forma que queda de salida a Ramón Llull para el tráfico motorizado, dando respuesta así a las peticiones vecinales y a la nueva conjugación circulatoria que pretende calmar el tráfico en estos barrios.

 

 

Arxivat en: 2018, Ajuntament, Giuseppe Grezzi, Marítim, movilidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *