Comienzan las obras en el nuevo jardín del barrio de la Mezquita que recreará campos de huerta tradicionales

La concejalía de Parques y Jardines comienza, mañana viernes, las obras del jardín que se construirá entre las calles Rubén Darío y Palancia, en el barrio conocido como la Mezquita, por estar situado frente al centro de culto musulmán más grande de València. Dentro de su diseño, destaca una parte dedicada a la recreación de campos de huerta. La concejala de Parques y Jardines, Pilar Soriano, ha dicho que «el Ayuntamiento pone punto y final a un vacío urbano, a un espacio degradado durante años».

El proyecto pretende aportar un espacio verde «de calidad» en la parcela donde está ubicado, persigue crear un paisaje con riqueza visual y busca su recuperación en este enclave. En cuanto a ecología urbana, tiene como objetivo el equilibrio y la compatibilidad de los firmes con las especies vegetales; y en cuanto a la sostenibilidad, la incorporación de sistemas y especies para un mantenimiento racional.

«Después de una serie de consideraciones sobre el pasado de la zona, si hay algo que constituye la esencia del lugar, es precisamente la huerta. Aquí ha habido huerta tanto antes como después de la vinculación de la zona a la propia ciudad de València. Y precisamente como referencia a su esencia, se ha tenido en cuenta esta realidad como punto de partida para encontrar la estructura física del jardín», ha explicado la concejala Soriano.

Se han incorporado al diseño una serie de líneas en diagonal tanto para el paso de las personas como para recuperar la estructura de la huerta. En cuanto a la dirección de la otra diagonal con curvatura, se plantea un cruce para lograr la sectorización de los diferentes usos. La parcela alcanza una superficie de 3.000 metros cuadrados.

La zona destinada a la recreación de la huerta ocupa toda la parte noreste del jardín. Allí se conformarán los recintos con la creación de sendas para enmarcar, con una anchura de 90,6 centímetros al ser la medida de la tradicional de vara valenciana, y de longitud variable. En ellas se alternará arbolado de huerta para remarcar su linealidad. El parque tendrá tres accesos que conectarán inmediatamente al jardín, y todos estarán señalizados por soportes de mobiliario en forma de piezas esquineras de hormigón armado.

Arxivat en: 2019, Ajuntament, Parques y Jardines, Pilar Soriano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *