Movilidad Sostenible instala reductores de velocidad en los Pobles del Nord

El servicio de Movilidad Sostenible ha instalado dos reductores de velocidad y ha señalizado el límite de velocidad de 30 kilómetros por hora en el tramo urbanizado del camino de Borbotó a Massarrojos. Asimismo, se han puesto un par de reductores de velocidad tipo ‘lomo de burro’ en la calle Reverendo Josep Valero, la vía que delimita el pueblo de Carpesa por la banda este.

En el mes de junio de 2017, el servicio de Movilidad Sostenible llevó a cabo una actuación integral de señalización y reordenación del espacio en todo el término de Carpesa, con el establecimiento del límite de 30 kilómetros por hora y del sentido único de circulación en todas las calles del pueblo, exceptuando la calle Reverendo Josep Valero, la calle Rosa dels Vents y la avenida Palmaret, por ser estas las vías que conforman el radio externo y mantienen el doble sentido.

Esta acción de mejora de la seguridad vial y de la movilidad del vecindario se ha continuando recientemente con la instalación de tres reductores de velocidad tipo ‘lomo de burro’ y un nuevo paso de peatones en el camino de la Punta a la Mar, en La Punta. «Y es que la adecuación del viario urbano a las necesidades de todos los desplazamientos es una prioridad en todos los distritos de València», según ha explicado el concejal de Movilidad Sostenible, Giuseppe Grezzi.

Arxivat en: 2019, Ajuntament, Giuseppe Grezzi, movilidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *